Especial Asuncionico: Robert Plant, el dios dorado.

Por Juan Torales

El autoproclamado Dios Dorado (cosa que todos le creemos) Robert Plant, el sexagenario y legendario ex-cantante de la banda harto conocida Led Zeppelin, aterrizará en suelo guaraní en el mes de marzo para lo que promete ser el festival de música más importante que se haya dado en el país: Asunciónico.

No viene a revivir las viejas glorias de los setenta. Robert Plant tuvo en los más de últimos 30 años una exitosa carrera en solitario, no tan prolífica, y con un notable hiato entre el año 1993 y 2005, pero con álbumes variopintos y críticamente aclamados, cosa que no se puede decir de muchas leyendas de los 70’s que siguen robando con canciones de aquella época

No viene solo ni mal acomapañado. Trae a su banda The Sensational Space Shifters, que ya tienen un CD encima: Lullaby and… TheCeaselessRoar (2014), con temas propios de la banda, que vale la pena escuchar por su calidad y para no quedarte como boludo en su concierto esperando que le aplique un Stairway To Heaven o algún otro hit de Led Zeppelin. Este álbum tiene en algunos temas, ciertos arreglos e instrumentos que provienen de la música del marroquí e india y una particularidad en los ritmos de la percusión, cosa también muy propia de la tradición de la música del Oriente.

Primer single del último disco solista de Robert Plant

Este no puede ser de todo sorpresivo ya que toda la generación de músicos ingleses de los 60’s y 70’s se fueron de paseo por al oriente medio y África en busca de nuevos sonidos. Uno de los primeros y los más conocidos fueron los Beatles. Tuvieron como gurú al famoso Maharishi Mahesh Yogi, líder espiritual que frecuentemente se rodeaba de ingleses, a veces nada espirituales como los Rolling Stones. El escoses desmerecidamente olvidado Donovan, compuso la canción Hurdy Gurdy Man sentado en la arena del suelo indio con George Harrison, el “Beatle Curioso”, que sin duda fue al que peor le pego la onda india. Tuvo un interés en el movimiento Hare Krishna, se hizo amigo de Ravi Shankar y se trajo un sitar que toco para temas Norwegian Wood (The Bird Has Flown) y Within You Without You.

Otros ingleses fueron John McLaughlin fundador de la Mahavishnu Orchestra (fue rebautizado como Mahavishnu). Ginger Baker, el batero de la súper banda Cream, se paseó por Nigeria en su 4×4, buscando empaparse de esos ritmos hipnóticos de la música africana. El colorado demente de la bata tocaría y colaboraría junto al célebre Fela Kuti, máximo puente entre la tradición africana y la música pop occidental.

Jimmy Page influencio a Plant para visitar el norte de África, específicamente Marruecos, donde quedo hechizado por la música de la zona. De la experiencia saldría Kashmir, himno épico de Zeppelin, que incluye guitarra en afinación celta, bata modificada para Bohnman, John Paul Jones dándole al mellotrón, rematado por Plant dando lo mejor de su voz. Plant considera a esta canción lo mejor de Led Zeppelin.

Ficha esta versión de Kashmir

Zeppelin alcanzaría un punto álgido esta fiebre por la música étnica en el disco de Page&Plant, No Quarter o Unledded como también se conoce. Orquestación de influencia egipcia y marroquí, dando nuevas versiones de temas de Led y cuatro nuevas canciones.

Después de sus notables aventuras folk con Alison Krauss y The Band of Joy, Robert Plant se viene con un disco de un sonido actualizado, pero con toques inconfundibles que delatan su historia como explorador de sonidos, algo maduro de un artista que no se durmió en sus laureles y no intenta revivir su pasado como Jimmy Page, sino generar nueva música que tenga un toque de todo lo que le gusta y que de seguro vamos a disfrutar este marzo.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *