Categorías
Cultura

India, la historia de la guarania de la discordia

Un aniversario más del nacimiento del Maestro José Asunción Flores y Día de la Guarania. Hoy puedo hablarles, nuevamente, sobre la gloria máxima del cancionero popular paraguayo, que es Nerendápe Aju, como siempre, como lo haré hasta el fin de mis días. Pero no, dentro del contexto de recordación de nuestra herencia cultural quizás mas importante, hablaremos de India, que también tiene firmas de Manuel Ortiz Guerrero y del Maestro Flores.

Nos cuenta Mario Rubén Álvarez que en el Número 53 de la revista Okára Poty Kue Mi, que vio la luz en 1928, India traía dos letras, que por aquellos años y certeza de documentación de Mauricio Cardozo Ocampos, fue compuesta por el Maestro Flores.

La primera poesía estaba firmado por magnánime Manuel Ortíz Guerrero y la segunda, por el sampedrano Rigoberto Fontao Meza.

¿Mba’e la oikóva?

En cuanto a la música, que como es característica en algunas obras del Maestro creador (o al menos para mí) tienen ese toque de melancolía, ese toque oscuro y triste hasta si se quiere, ya está ubicada en la línea del tiempo años antes, compuesta por inspiración que brotó de los indios Maká del Chaco, con quienes Flores había compartido un tiempo y los había visto bailar en el jasy renyhe (luna llena) para ahuyentar a los espiritus del mal. Cuentan los cronistas del Maestro, que al cruzar el Río Paraguay de nuevo, ya vivía en su espíritu de la melodía de esa guarania.

Para la siguiente parte, me tomo el atrevimiento de citar enteramente a Mario Rubén Álvarez, ya que no pudo haber sido expresada de mejor manera:

“Como Flores, desde el comienzo, era ambicioso, ideó su obra con la forma de ballet sinfónico coral. La primera parte le salió no tanto de las manos como de las venas. En la melodía se representaba el mundo mítico de los indígenas. Los Maká habían servido de punto de partida, pero allí estaba sintetizada la cosmovisión guaraní, creando y recreándose en el maravilloso jasuka.”

Una vez terminada la segunda parte, Rigorberto Fontao Meza le puso letra, como ya lo había hecho con otras obras del Maestro de la talla de Arribeño Resay. India había nacido, pero no es la misma India que llego hasta nuestros días, aquella que habla de la dulce montaraz guayakí que también sabe soñar.

Una buena noche, el Maestro Flores y unos amigos le llevan una hermosa serenata al Guaireño de Oro, ya que en aquellos días, era perfectamente normal ésta practica entre amigos, no limitándose exclusivamente a hacerlo a una dama. Manuel Ortiz Guerrero quedo maravillado con la canción, con la melodía pero no así con la letra, sentía no que no encajaba con la grandiosidad de la canción; días después le propuso escribir una poesía para su obra.

El maestro Flores dijo que podría ser solo si su coautor accedía, Fontao Meza dijo que sí, pero esperaba en el fondo de su corazón que Flores no acceda al pedido de su amigo.

El resto de la historia podemos escuchar en la magistral obra, tanto en letra como en música en una de las guaranias más hermosas y representativas de nuestro cancionero.

En sus memorias, José Asunción Flores comenta:

Rigoberto nunca me perdonó esa actitud mía. Éste resentimiento lo llevó hasta la tumba. Me retiró su amistad. Y hasta el saludo.

 

Ilustración de portada: Última Hora.

Categorías
Ere Erea

Ronnie James Dio, la voz más carismática del metal

Hoy cumpliría 78 años Ronald James Padavona y mientras escribo éstas líneas suena Don’t Talk to Strangers se me pone la piel de gallina, la emoción y la inutilidad se apodera de mi ser. Y me considero un inútil mortal tratando de compartirles un listado de las obras de un DIOS. Porque Ronnie James Dio fue, durante su paso por la Tierra, un ser superior a cualquier mortal y alcanzó la perennidad del bronce, aquel fatídico 16 de mayo del 2010.

Pero ese capítulo lo tocaremos más adelante, nos secamos las lágrimas (porque literal lloré aquella mañana de mayo), alzamos las manos haciendo la señal de los cuernos y celebramos la vida y obra de DIO, la voz (para mí) más carismática del heavy metal, con quien nos conocimos una tarde de 1994.

Así que si no lo conoces a Dio, trataré de repasar su carrera con 10 canciones para celebrar su cumpleaños, arrancamos.

Nota de la Redacción: no es un Top Ten, es un simple listado

En 1975 Dio se une Rainbow del maestro Ritchie Blackmore, de esa etapa les traigo la obra maestra A Light in the Black del disco Rising editado en e 1976. La formación del disco fue: Ritchie Blackmore guitarras, Jimmy Bain bajo, en la batería estaba el grand master Mr. Cozzy fucking Powell y JRD en vocales.

Otra más con Rainbow, esta vez hablamos del glorioso Kill the King contenido en el álbum Long Live Rock’n’Roll del 78. Este fue el último disco de RJD con la banda antes de ser sustituido por Graham Bonnet. En el álbum, con Ritchie y Dio, completan la formación Bob Daisley en bajo, que curiosamente solo graba el bajo en ésta canción, ya que Ritchie no quedó conforme con el resto de las pistas y las regrabó todo él, Cozzy seguía en los parches.

La década de los 80 traerían cambios importantes para Dio, en 1980 se une a Black Sabbath y ve la luz uno de los discos más importantes del heavy metal: Heaven And Hell. Hablar de éste álbum sería interminable. ¡Que pedazo de disco! Me resulta demasiado difícil escoger solo una canción, la genialidad de Geezer en el bajo, Bill en la batería y el otro DIOS, Iommi en la guitarra se unieron a ese ser de luz que era RJD y nació un álbum perfecto. Les comparto ésta no se ni porque, escúchenla

Si Black Sabbath de por sí nunca tuvo un disco malo, imagínense lo que fue con DIO. En 1981 veía la luz Mob Rules, Dio participó con papel protagónico junto al otro Dios y Geezer en las composiciones y escribió todas las letras y por si todo ésto fuera poco, Mr. Vinny Appice himself fue el encargado de aporrear los parches. Ya no puedo con tanta genialidad. Les comparto Sign of the Southern Cross para que la emoción se apodere de ustedes cuando los teclados de Jeoff Nicholls le acompañen a la voz de RJD.

Lo peor de compartir UNA sola canción por etapa de DIO en una lista es que uno no sabe cual diablos tirar. Después del Mob Rules, RJD se enfocó en su carrera solista. Así en 1983, convoca a sus ex compañeros Jimmy Bain en bajo y a un joven Vivian Campbell, quien sería fundamental en los primeros albumes de su carrera solitaria. Ésta formación, con RJD en vocales y comandando la batuta, lanza en 1983 el glorioso, icónico, único, majestuoso y brillante disco Holy Diver. Un material que no tiene un puto segundo de desperdicio tiene, brillante de principio a fin y es una mierda que tenga que poner solo un tema de ese disco, elegiré Rainbow in the Dark porque amo los teclados que metió Bain en la intro.

Llegó el año 1984, DIO bebía del éxito y de la gloria pero no se duerme en los laureles. Tal es así que ese año sale el discazo The Last in the Line sin cambios sustanciales en la formación, solo la inclusión de Claude Schnell en los teclados y los demás miembros adquieren protagonismo a la hora de componer. Vamos con esta veloz rola

Saltamos a los 90 y DIO nuevamente entra a estudios con Black Sabbath, cuya formación con Vinny Appice nuevamente en la batería se mantiene. Digo nuevamente porqué originalmente los tambores debería haber grabado el gran Cozy Powell, quien tuvo una lesión no pudo. Así en 1991 sale Dehumanizer, un discazo, un álbum pesado que realmente serviría de base digamos para los siguientes discos solitas de Dio, en especial el Strange Higways. Del este material rescatamos “otro rainbow” (fetiche de RJD con los arco iris?):

En 1990 Dio lanza su quinto álbum solista, el grandioso Lock Up The Wolves con una formación totalmente diferente: un desconocido Rowan Robertson en guitarra, Teddy Cook, quien tocaría un disco con Virgin Steele, en bajo y en el bata el ex ACDC Simon Wright en batería. Va la canción Angel de ese LP.

Al año siguiente de dejar Black Sabbath y concentrándose de lleno nuevamente en su carrera solitaria, DIO lanza en 1993 el Strange Highways, el primer disco que escuche de él. Lo compré una tarde de 1994 en la extinta disquería ARP de San Lorenzo en formato casette y ésta canción me voló la cabeza al instante. Por aquellos días lo oía unas 20 veces al día. Para este material, Dio solo queda con su viejo amigo Vinny Appice y reclutan al entoces ex Dokken y MSG, Jeff Pilson para el bajo y al joven Tracy G en guitarras, RJD confió en él y vaya que no defraudó. Si bien lo tienen muy “underrated” a éste disco, vale la pena meterle una detenida oida.

Pasamos directamente a la última placa de estudio grabada por DIO, su testamento con Black Sabbath. Sí, con Black Sabbath aunque la banda se llamó Heaven And Hell por culpa de la esposa del tembolo de Ozzy, cosa que no vamos a tocar aquí.

Dio se une nuevamente con el Dios Iommi, Geezer y Vinny Appice y sale el The Devil You Know y las críticas aquí no importan, porque es el último testamento de una personalidad del mundo del heavy metal, un ser con carisma, un tipazo con los fans, con sus colegas músicos, un tenaz luchador, quién hasta el último día de su vida peleó contra la mierda del cancer… y que puta, no puedo evitar ponerme triste, de emocionarme hasta el punto de que se me empañen los cristales, como aquella mañana en la que me levante y mientras me praparaba para ir a la oficina, mi amigo el Capi me cuenta por MSN que Dio había perdido la lucha contra el cáncer.

Hoy brindamos por su memoria y escuchamos Breaking Into Heaven, una obra maestra de lo que es DOOM de la mano de Tony Iommi y de la voz de Ronnie James Dio.

Categorías
Desde El Chaco

Las 10 líneas de bajo más memorables del rock

Hoy inauguramos éste apartado que decidimos llamar #DesdeElChaco, porque desde allá nos escribe nuestro compañero corresponsal (?) Edgar Romero a.k.a. Taguato, un amplio conocedor y apasionado del rock y el metal. Es también aficionado a las aves y a la historia de nuestro país, como pueden notar en sus otros artículos. Luego de esta breve intro, les dejamos con esta primera edición.

En esta primera entrega, queremos prestarle atención y brindarle su merecido espacio quizás al instrumento más infravalorado del rock: el bajo.

Sin mucho preámbulo, ya que lo importante acá es la música, te traemos la primera parte de ésto que decidimos llamar Las 10 Líneas de Bajo Más Memorables del Rock. Hoy le metemos 10, pero bien sabemos que son cientos y no nos encerraremos en un solo estilo. Éste es el javorái de la primera entrega, asi que pónganse los auriculares y viajen con las 4 cuerdas.
Disclaimer: Es un mero listado para dar orden a la cuestion, las “posiciones” no indican supremacía de una sobre otra canción.

Frank O’Keefe en Ghost Riders In The Sky

Canción escrita por Stan Jones en 1949 y hecha famosa ese mismo año por Vaughn Monroe, posteriormente también grabada por Johnny Cash, Tom Jones, Chrome Division, formó parte de la película Blues Brothers 2000 del 98 y ésta versión un tanto desconocida hecha por los The Outlaws. Después de darle play, fijense en el cielo… De por ahi aparecen unas vacas fantasmas echando fuego de los ojos

Tim Commeford en Bullet In The Head

¿Qué podemos decir de este álbum que no se haya dicho ya? Cada track es una bomba y para mi, en lo personal, el clímax llega muy pronto, en el medio del disco con ésta canción, es como que con la segunda parte, Thich Quang sale de los speakers y te derrama kerosene y te prende fuego y juntos se van al diablo.

El maestro Paul Simonon en The Guns of Brixton

Ícono. Me atrevo a decir que está entre las 5 líneas de bajo mas conocidas/famosas/influyentes de la historia del rock and roll. Desde el influyente London Calling del 79, cuando el sonido clashero ya exploraba matices más jamaiquinas, TGOB podemos considerar ya reggae; letra toca sobre los disturbios durante la década de los 70 en la ciudad de Brixton y sobre el bajo de Paul (quien compuso la canción entera) Joe Strummer preguntaba algo cuya respuesta hasta hoy día tiene validez. ¿Te vas a regalar a la cana o haces el aguante?

Zeta Bosio en Entre Caníbales

No soy muy fan de los Soda Stereo, pero no puedo dejar fuera esta excelente composición donde sin dudas Zeta es el protagonista supremo. Canción bastante rara para el repertorio sodero, mucho menos poppie de lo acostumbrado. Especial atención también a la versión del disco unplugged.

Jeff Ament en Jeremy

¡Por favorrrrrr! Pongo ésta canción y me transporto instantáneamente a Otro Planeta Pub alla por la segunda mitad de los 90. Sobrio, elegante, potente, presente, simplemente perfecto. Es sin dudas una de las insignias de Pearl Jam, una de las pocas canciones “comerciales” y ultragastadas que para nada dejaron de agradarme, al contrario, pasa el tiempo y más me gusta. Contenida en el grandioso album Ten del 91, está inspirada en el siucidio de Jeremy Wade Delle, quien se suicidó en frente a sus compañeros de clase y brutalmente retrata la falta de atención de los padres para con sus hijos

El mismísimo Simon Gallup en A Forest

Este maxi single hoy día cuesta una fortuna y es mi santo grial personal. Fue editado el 8 de abril de 1980, siendo sencillo del glorioso album Seventeen Seconds y tenía como lado B Another Journey by Train. Este sonido marca lo mas representativo del era goth de la banda y quizás sea una de las piedras angulares del movimiento rock gótico del post-punk. Es la canción mas tocada en vivo por la banda.

Bill Wyman en My Girl

Tremenda versión lanzada en el disco Flowers del 67, los Stones versionaron ésta maravillosa canción de los Temptations. Mucho que decir no tengo, más que cerrar los ojos al oirla.

Clifford Lee Burton en For Whom The Bell Tolls

Y bueno, el mejor bajista de thrash metal de la historia. Muchos aún deseamos volver a aquel fatídico 1986 y cambiar los papeles. El lado de Cliff durará por siempre.

John Deacon en The Invisible Man

Bueno, podría incluir Another One Bites The Dust o Under Pressure, pero man… John Deacon es una bestia y es preciso demostrarlo más allá de esas dos canciones que ya son mega conocidas. Es más, The Miracle (1989) es uno de mis 5 favoritos de Queen por culpa de ESE bajo, grandiosa producción, impecable ejecución. Ultrarecomendado.

Gabe Nelson en I Will Survive

Ese bajo funky y tristón papá. ¡Dejame de joder!
Yo odiaba Cake en los 90, hasta que una vez sonó este tema en un viaje y me cautivó ese bajo. Tremenda versión del clásico de Gloria Gaynor, sin desperdicio de principio a fin.

Asi cerramos la primera entrega, en un par de semanas les traeremos otra tanda, porque muchas canciones quedaron en el tintero. Mientras tanto, te invitamos a seguir nuestra playlist con estos maestros del bajo, pronto iremos actualizando con más grandes canciones.

Categorías
Cultura

Un 12 de junio diferente, en memoria de los olvidados

‘Paz del Chaco’, como la suelo apostrofar, ya que remitiéndonos a datos plasmados en textos escritos por protagonistas de la última batalla de la Guerra del Chaco, la de Ingavi – Pozo del Tigre, el cese final de hostilidades recién llegó al frente de combate el 14 de junio de 1935 y fue cumplida a las 12:00 del medio día. Es decir, ese 12, incluso el 13 de junio aún nos estábamos dando a balazos entre paraguayos y bolivianos en las trincheras de la hoy “Picada Histórica” que une los Destacamentos Lagerenza y Palmar de las Islas, en lo más recóndito del Chaco.

Pero hablemos del 14 de junio, como siempre digo, la verdadera fecha de la Paz del Chaco. Trato de imaginarme ese cambio brusco que ocurre al medio día, cuando sonó el último golpeteo de metralleta en toda la línea de batalla, trato de imaginarme al pila ignorando la orden expresa del General Estigarribia de mantenerse en las posiciones y no hacer contacto bajo circunstancia alguna con el enemigo y saltando de su trinchera para dar un abrazo al bolí que hacía menos de 24 horas le disparaba a mansalva. Trato de imaginarme todo eso y lo único que puedo concluir es que ningún soldado tuvo maldad en su corazón, si cometieron actos horrendos, fue porque la guerra los hizo hacerlos y la guerra no la hicieron ellos.  La guerra la hicieron los políticos, los banqueros, los dueños de petroleras. Aquel señor vestido de traje y que en la comodidad de su fastuoso hogar esperaba noticias del frente de combate para poder calcular los dividendos en sus ganancias. Si existe un dios, ojalá que los esté haciendo pagar.

Cuentan algunos textos con anécdotas, vivencias y diarios de los protagonistas, que el paraguayo, haciendo honor a su tekó paraguay, como diría Helio Vera, aparte de abrazar al boliviano, le hizo presentes. Le regaló el peine, la caramañola, la hebilla del cinto, le mostró la foto de su amada y de su hija y allí en el medio del monte chaqueño, ante la mirada atónita del incrédulo ex enemigo, con un abrazo y un apretón de manos, firmaron aquel 14 de junio de 1935 la verdadera Paz en el Chaco.

Los políticos y sus plumas mentirosas se encargaron de mancillar ese acto de caballeros descalzos, con la codicia en sus almas, relegaron a los verdaderos protagonistas hasta el más último escalón, a tal punto de muchos de los veteranos tuvieron que enfrentar otra guerra después del Chaco: la guerra contra la miseria, contra el abandono, contra el hambre, contra el estrés post-traumático y el alcoholismo.

Hoy, me gustaría que dejemos de spamear las redes con el tan gastado 13 Tuyuti y rindamos homenaje a ese paraguayo desconocido que quizás hace décadas fue enterrado en las arenas de la ignominia, del olvido a pesar de haber sido siendo el verdadero artífice, el hacedor de la Paz en el Chaco.

Paz en tu tumba, Soldado Desconocido.

 

Categorías
Cultura

Global Big Day: Haciendo ciencia ciudadana desde nuestro jardín 🐦

Las aves forman parte de la historia de la humanidad, numerosas leyendas, mitos y demás fueron inspirados en estos seres fantásticos a quienes pertenece nuestro cielo. Estas brillantes creaciones de la naturaleza, aparte de ser hermosas, cumplen un papel muy importante: son el eslabón fundamental de las redes existentes en el ecosistema, son agentes dispersores, son controladores biológicos, son indicadores por antonomasia de las condiciones ambientales entre un sinfín de funciones.

 

Chingolo (Zonotricchia capensis) por Luis Doldán

Este sábado 9 se llevará a cabo el Global Big Day 2020, uno de los días más importantes para la observación de aves.

¿Qué es el GBD?

Es una jornada que se lleva a cabo dos veces al año en la que los observadores salen a registrar especies de aves observadas para subirlas a la plataforma eBird. Esta iniciativa de ciencia ciudadana, organizada por la Universidad de Cornell (EE.UU.), tiene como objetivo, además del contar y registrar, crear conciencia sobre la importancia de la conservación de las aves e incentivar el conocimiento colectivo sobre la ornitología y la difusión en plataformas digitales.

En Paraguay este evento está impulsado por Guyra Paraguay  y eBird Paraguay con el apoyo del Club de Observadores de la Naturaleza (CON Paraguay), sumándose también otras organizaciones que trabajan por la conservación en el país, como OPADES y Defensores del Chaco, como así también la Sociedad Científica del  Paraguay y el Benjamin Franklin Science Corner.

Piririta (Guira guira) por Arielle López

Este año debiedo a la situación que estamos atravesando a nivel mundial por el COVID-19, se realizarán los conteos desde las casas, en los jardines y únicamente en lugares permitidos por las restricciones sanitarias, creándose de esta manera una excelente oportunidad para conocer más sobre las especies que nos visitan y ponerle color y naturaleza a un día de cuarentena. Por todo esto la meta de este año tanto para observadores como para la organización no será sumar el mayor número de especies, sino colaborar con el mayor número de listas, siendo el objetivo a nivel mundial llegar a las 100.000.

De la jornada puede participar cualquier persona, sin importar que sea experta o aficionada, lo único que cuentan son las ganas y salir a observar aves y compartir lo que se observe, porque cada ave cuenta.

¿Cómo puedo participar?

Para participar, solo debemos crearnos una cuenta en www.ebird.org o descargar la app eBird Mobile, disponible en las tiendas de iOS y Android, y el día 9 de mayo cargar tus observaciones. La app es muy intuitiva y fácil de utilizar, pero si tenés dudas fijate al final del post, te voy a compartir unos sencillos tutoriales.

¿Y qué pasa si no puedo identificar un ave que veo?

Simple, descargate la aplicación Merlin, desarrollada también por Cornell Lab al igual que ebird, y respondiendo 5 simples preguntas podés saber el nombre de la especie que acabas de ver. ¡Fácil!

Cardenal (Paroaria coronata) por Estefanía Alderete

Info adicional:

eBird Paraguay: https://ebird.org/paraguay/news/se-viene-el-global-big-day-2020

Tutoriales para utilizar la app eBird:

https://www.facebook.com/guyraparaguay/videos/223163215610657/

https://www.facebook.com/CONParaguay/videos/944825862622973/

Links de descarga de la app:

Android
iOS

 

Categorías
Cultura

Nde Rendápe Aju, la obra cumbre de José Asunción Flores

Además de luchar año tras año con las aguas del Río Paraguay, los pasillos de la Chacarita vieron nacer a muchas figuras del arte nacional. Justamente, hace 115 años, fueron testigos del nacimiento de una de las figuras más importantes de nuestra música popular, el Maestro José Asunción Flores.

El 27 de agosto de 1904, en Punta Karapâ veía la luz José Agustín, hijo de doña María Magdalena Flores, una humilde lavandera y de don Juan Volta, guitarrista de profesión. Un hogar humilde que acogería a quien tiempo después sería el creador de la Guarania.

La Guarania

Melancolía triste en compases de 6/8, acompañadas de líricas tan perfectas que obtienen, en ocasiones, su belleza de lo triste y lúgubre.

Una conjunción armoniosa creada por quién es el protagonista de éste escrito. Fue bautizada con el nombre de Guarania por su propio creador luego de haber recitado el poema Canto a la Raza de Guillermo Molinas Rolón, allá por los lejanos días de 1920 y cuyo legado permanece vivo hasta nuestros días.

Paraguay fue puesto en el mapa musical del mundo gracias a la guarania, ritmo que tuvo su explosión desde el mismo momento de su creación. Nuestro fenómeno musical más importante dio a luz canciones que cuentan con una infinidad de interpretaciones por parte de artistas nacionales e internacionales. Solo por citar algunas: India, Recuerdos de Ypakarai, Mis Noches Sin Ti, Panambi Vera y Nde rendápe ajú.

Nde Rendápe Aju

Y es aquí donde la cosa se vuelve más personal y en una suerte de cruzada evangelizadora, afirmaré que la obra cumbre del Maestro Flores es Nde Rendápe Aju (Junto a tí vengo).

Hablar de Nde Rendápe Aju sin que el corazón comience a latir de una manera disonante y acelerada a uno, es sinónimo de que su vida existe una total carencia de sentimientos.

A mediados los años 30, instalado en Buenos Aires, el Maestro compuso esta obra que toma el título de un episodio muy nefasto, ocurrido -quizás- en 1925, en la ciudad de Luque. El relato cuenta que en una noche que olía a jazmines, azahares y a sangre inminente que se derramaría a raíz de una serenata que rompía el silencio de una tranquila noche.

Enrique Apolinar Barboza entonaba odas de amor a una dama tratando así de ganar su amor o reafirmar éste sentimiento que le atravesaba el corazón. Lastimosamente, esa funesta noche, no sería lo único que le atravesaría el cuerpo. En un momento dado, un disparo calla a los juglares, las melodías se vuelven gritos y el cantor cae, abrazado a su lira y en la ciénaga de su sangre dice “Nde rendápe… ajuhaguére” (Por haber venido junto a ti) y su alma partió junto a Caronte. Hasta hoy nadie sabe sobre el autor del disparo, si fue el padre invadido en ira por el celo o un amante o marido cuya existencia el cantor ignoraba…

Flores escuchó el relato de lo acontecido y toma las últimas palabras del difunto como título y compone la melodía con estructura de poema sinfónico, describiendo con tristes notas el episodio. Este sentimiento de tristeza está tan presente en la composición que en la versión sinfónica se pueden oir de fondo plegarias por el infortunado cantor, una auténtica marcha fúnebre y la imploración a Santa María, que fue incluida dos veces. Esto genero dudas entre algunos sacerdotes, quienes consultaron al Maestro si era verdad que Nde Rendape Aju era dedicado a la Virgen María. José Asunción simplemente respondió que era una oración a la Madre de Dios.

Y para coronar con laureles y flores de pasionaria la perfección de esta obra celestial, la letra es un poema escrito por nada más y nada menos que Manuel Ortíz Guerrero. ¿Cómo no podría ser perfecta una composición que cruza a dos rutilantes figuras de nuestra cultura? Imposible.

La belleza de la música y lo intenso del poema, lo hacen una obra maestra. Hasta hoy día (aunque ya no se practica, pero yo lo volveré a hacer) es una de las más lindas canciones para serenata que alguna vez se ejecutaron. El poema la compuso Manú en 1913-1914 y la musa y destinataria fue la guaireña Iluminada Arias.

Y el destino, dirán algunos, es grande, ya que el Maestro cuenta que su incursión en la música ocurrió a causa de robar pedazos de pan de algún negocio en los alrededores de la Parroquia San Roque. ¿El castigo por esta fechoría? Lo obligaron a asistir como aprendiz en la Banda de Músicos de la Policía y fue alumno del Maestro Félix Fernández. Ironías del destino, de roban pan a creador de la guarania.

Conocer la historia de nuestra música popular es valorar lo que significa, apreciar y rescatarla de las arenas del olvido, darle importancia que se merece a la tremenda creatividad compositiva que por aquellos años gozaba la pléyade de brillantes músicos y poetas que nos dejaron un legado cultural que es difícil de dimensionar y que hoy nos debe llenar el pecho de orgullo, como paraguayos.

Para terminar, quisiera compartir las palabras de quién me hizo amar esta obra del Maestro Flores, una obra que, a decir de una persona muy grata a mi cariño, es de sentimientos que causa la unión de dos almas.

“En la música de José Asunción Flores hay verdad, hay una verdad rutilante, contundente, esa es una música que nos toca ancestralmente, estamos en la China y un chico que nació en el Paraguay va a sentir esa música y la va a sentir suya… si tuviera que rescatar una grabación de un incendio, rescataría la versión sinfónica de Nde Rendápe Aju.-

Maneco Galeano.