Categorías
Cultura Ere Erea

Breve argumento en defensa de los libros 📚

A pesar de que existen incontables ensayos y frases que enaltecen el valor de los libros, las cifras reflejan que la cantidad de lectores en nuestro bendito país son más bien bajas. Según la Encuesta Latinoamericana de Prácticas y Hábitos Culturales del 2013, el paraguayo lee en promedio apenas 3,1 libros por año. O somos inmunes a esta retorica o los libros como guardianes de la civilización, como diría Umberto Eco, están en una etapa de salida 🤔

Suena difícil de creer que los libros estén en una etapa de salida, pero no es una posición demasiado excéntrica. Una de las articulaciones más elocuentes la dio McLuhan, con un cierto aire pesimista. Según él, la aparición de la imprenta, considerada madre de todos libros físicos, en gran medida favoreció a una cognición visual, lineal y secuencial. Sin embargo, esta estructura pronto se vería en clara desventaja abajo con la aparición de los medios electrónicos/digitales 🖥️

La web con sus infinitas posibilidades y la capacidad de almacenamiento de las computadoras de millones de libros digitales, dejan a los libros físicos como objetos patéticos a la hora de recolectar información. Podemos agregar también la evidente desventaja de ocupar demasiado espacio físico en comparación a un kindle, por solo citar un dispositivo. Está demás decir que estás leyendo esto en un blog, probablemente con dos o tres pestañas abiertas en tu navegador mientras escuchas algo de música o un podcast ¿Cómo puede un libro competir con todo eso para captar tu atención? 🤯

La defensa la planteo yo justamente en estas llamadas “debilidades”, más otras virtudes poco publicitadas. Es justamente ese límite claramente demarcado, ese universo que se encuentra entre la tapa y la contratapa que para mí representa una limitación atractiva, asible.

Allá por los años 70, incluso antes de la internet, Ernest Becker manifestaba que nos estábamos “asfixiando en información”. Estos días la excesiva información online contribuye aún más en sofocarnos. Recordemos que durante esta pandemia se recomienda no andar rumiando información, especialmente si provienen de páginas web, algo que a más de uno deja sin dormir. También es cierto que no todo lo digital es malo (este blog por ejemplo 😉) y que no todos los libros son buenos (tu autor favorito).

Mi defensa va también para los libros malos y/o no interesantes para mí, que son muy útiles. Tengo un libro que eleva el posapie que uso para tocar guitarra y también uso tres enciclopedias para elevar mi tele a una altura en la cual mi pie de payaso ya no bloquea. Podes hacer un collage con las páginas o podes recortar las páginas y reordenarlas de modo aleatorio para crear un texto nuevo, como Burroughs. ¿Podes hacer lo mismo con tu Kindle 😎

Y vos ¿por qué seguís leyendo libros?

 

 

AVISALE A LOS PERROS: