Posted on / by Edu Nuñez / in Cultura

Yoga: El equilibrio entre el cuerpo y la mente 🕉️

Continuando con la cuarentena vemos que surgen (o resurgen) algunas tendencias y actividades ¿Qué hacer cuando ya no hay nada que hacer? Hoy vamos a hablar del Yoga.

Estuvimos hablando con una amiga de la casa la gran Fati Sanchez Cino. Nos comenta cómo fue que el yoga se cruzó en su camino. Después de ponernos un poco al día, me comentó que ella como está a un nivel un poco más alto que el principiante, practica más o menos 2 veces a día. A la mañana y a la tardecita, pero para principiantes una vez al día es suficiente.

“En realidad no importa el horario, siempre y cuando uno lo siga haciendo” – Fati Sanchez Cino.

Nos contó que después de probar varios tipos de “entrenamientos” para mantenerse activa físicamente, terminó descartando el gym, el funcional, el crossfit y demás. Por suerte una amiga suya le recomendó hacer yoga, una actividad que coincidentemente podría practicarla cerca de su casa. Arrancó con algo llamado “aeroyoga” que es básicamente yoga, pero colgado del techo por unas telas.

El yoga tiene muchísimos beneficios: fortalece los músculos, aumenta la flexibilidad alivia los dolores, mejora la respiración y mucho más. Se trabaja principalmente con un tipo particular de respiración llamada Ujjayi (que básicamente es la respiración de Darth Vader) y no con “repeticiones” como se acostumbra con otro tipo de entrenamiento.

“Escuchá a tu cuerpo, descansá y después seguí” 

Conversamos también de varios estigmas que rodean a la práctica del yoga. Si bien, en familias religiosas hay muchos prejuicios negativos rodeando al yoga, Fati nos aclara que no existen puntos de comparación. Y que, si bien es espiritual, (en el sentido del bienestar interno) no es algo religioso.

“Te ayuda a aceptar el cuerpo que tenes y sacar fortaleza de tus limitaciones” – Fati Sanchez Cino.

Al final de cada sesión se realiza un agradecimiento o “Námaste”. Después de eso, cada vez que exhalas es como un respiro de libertad.

Ahora, más que nunca, es un buen momento para empezar a hacer Yoga. Como (casi) siempre se necesita un poco de ayuda al empezar, Fati nos recomienda la ayuda del estudio de Yoga Shala que por la cuarentena está haciendo sesiones gratuitas para practicar en casa y con la supervisión necesaria.

Una linda actividad para mantenerte en movimiento sin necesitar demasiado espacio y manteniéndose dentro para cuidarnos y cuidar a los demás.

AVISALE A LOS PERROS: