Posted on / by Mei Ayala / in Ere Erea

La vez que Syd Barret se reunió con Pink Floyd

Corría el año 1975 cuando Pink Floyd estaba trabajando en el sucesor de su obra cumbre, hasta ese ese entonces, The Dark Side of The Moon (1973).

Era un 5 de junio, como hoy y la banda se encontraba en los estudios de Abbey Road puliendo los detalles del disco. Los ingenieros de sonido de EMI estaban trabajando en la mezcla final de Shine On You Crazy Diamond, tema inspirado en los problemas mentales de quien fuera la piedra angular de la banda años atrás, cuando algo notaron que un hombre extraño ingresó a la sala de grabación. Lo describieron como un man con un poco de sobrepeso, vestido de blanco, con la cabeza y las cejas afeitadas. Al principio nadie le dio mucha pelota. “Seguro es algún técnico de algo… que se yo” habrán pensado.

 

Minutos más tarde, se dieron cuenta de que se trataba de su viejo amigo Syd Barret, líder durante los primeros años de la emblemática banda. Apenas se dieron cuenta, Roger Waters y David Gilmour se largaron a llorar. Coincidentemente, Gilmour se había casado ese mismo día y organizó una pequeña recepción para los amigos.  Todo muy loco, la verdad.

Cuando pudieron recuperar el aliento luego de la sorpresa, mantuvieron una breve conversación con Syd que obviamente estaba re divague. Barret les comentó que subió bastante de peso porque tenía una heladera muy grande y se la pasaba comiendo cerdo todo el tiempo ¿? Luego de ponerse al día, también indicó que estaba listo para grabar su parte en el tema que se estaba mezclando pero después de escuchar partes de Shine On, medio que no le copó tanto y se abrió de nuevo.

Aunque parezca sacada de una película, esta historia es tan real como el tremendo éxito que tuvo el disco Wish You Were Here y ni que decir la canción homónima. Luego de aquel episodio, ningún miembro de la banda volvió a ver a Syd quien se mantuvo alejado del kilombo mediático debido a su deteriorado estado mental hasta que falleció en el año 2006.

Así fue que inclusive sin estar en la banda, Syd Barret siguió inspirando a sus amigos y compañeros para hacer música increíble.

AVISALE A LOS PERROS: