Posted on / by Edgar Romero / in Ere Erea

Ronnie James Dio, la voz más carismática del metal

Hoy cumpliría 78 años Ronald James Padavona y mientras escribo éstas líneas suena Don’t Talk to Strangers se me pone la piel de gallina, la emoción y la inutilidad se apodera de mi ser. Y me considero un inútil mortal tratando de compartirles un listado de las obras de un DIOS. Porque Ronnie James Dio fue, durante su paso por la Tierra, un ser superior a cualquier mortal y alcanzó la perennidad del bronce, aquel fatídico 16 de mayo del 2010.

Pero ese capítulo lo tocaremos más adelante, nos secamos las lágrimas (porque literal lloré aquella mañana de mayo), alzamos las manos haciendo la señal de los cuernos y celebramos la vida y obra de DIO, la voz (para mí) más carismática del heavy metal, con quien nos conocimos una tarde de 1994.

Así que si no lo conoces a Dio, trataré de repasar su carrera con 10 canciones para celebrar su cumpleaños, arrancamos.

Nota de la Redacción: no es un Top Ten, es un simple listado

En 1975 Dio se une Rainbow del maestro Ritchie Blackmore, de esa etapa les traigo la obra maestra A Light in the Black del disco Rising editado en e 1976. La formación del disco fue: Ritchie Blackmore guitarras, Jimmy Bain bajo, en la batería estaba el grand master Mr. Cozzy fucking Powell y JRD en vocales.

Otra más con Rainbow, esta vez hablamos del glorioso Kill the King contenido en el álbum Long Live Rock’n’Roll del 78. Este fue el último disco de RJD con la banda antes de ser sustituido por Graham Bonnet. En el álbum, con Ritchie y Dio, completan la formación Bob Daisley en bajo, que curiosamente solo graba el bajo en ésta canción, ya que Ritchie no quedó conforme con el resto de las pistas y las regrabó todo él, Cozzy seguía en los parches.

La década de los 80 traerían cambios importantes para Dio, en 1980 se une a Black Sabbath y ve la luz uno de los discos más importantes del heavy metal: Heaven And Hell. Hablar de éste álbum sería interminable. ¡Que pedazo de disco! Me resulta demasiado difícil escoger solo una canción, la genialidad de Geezer en el bajo, Bill en la batería y el otro DIOS, Iommi en la guitarra se unieron a ese ser de luz que era RJD y nació un álbum perfecto. Les comparto ésta no se ni porque, escúchenla

Si Black Sabbath de por sí nunca tuvo un disco malo, imagínense lo que fue con DIO. En 1981 veía la luz Mob Rules, Dio participó con papel protagónico junto al otro Dios y Geezer en las composiciones y escribió todas las letras y por si todo ésto fuera poco, Mr. Vinny Appice himself fue el encargado de aporrear los parches. Ya no puedo con tanta genialidad. Les comparto Sign of the Southern Cross para que la emoción se apodere de ustedes cuando los teclados de Jeoff Nicholls le acompañen a la voz de RJD.

Lo peor de compartir UNA sola canción por etapa de DIO en una lista es que uno no sabe cual diablos tirar. Después del Mob Rules, RJD se enfocó en su carrera solista. Así en 1983, convoca a sus ex compañeros Jimmy Bain en bajo y a un joven Vivian Campbell, quien sería fundamental en los primeros albumes de su carrera solitaria. Ésta formación, con RJD en vocales y comandando la batuta, lanza en 1983 el glorioso, icónico, único, majestuoso y brillante disco Holy Diver. Un material que no tiene un puto segundo de desperdicio tiene, brillante de principio a fin y es una mierda que tenga que poner solo un tema de ese disco, elegiré Rainbow in the Dark porque amo los teclados que metió Bain en la intro.

Llegó el año 1984, DIO bebía del éxito y de la gloria pero no se duerme en los laureles. Tal es así que ese año sale el discazo The Last in the Line sin cambios sustanciales en la formación, solo la inclusión de Claude Schnell en los teclados y los demás miembros adquieren protagonismo a la hora de componer. Vamos con esta veloz rola

Saltamos a los 90 y DIO nuevamente entra a estudios con Black Sabbath, cuya formación con Vinny Appice nuevamente en la batería se mantiene. Digo nuevamente porqué originalmente los tambores debería haber grabado el gran Cozy Powell, quien tuvo una lesión no pudo. Así en 1991 sale Dehumanizer, un discazo, un álbum pesado que realmente serviría de base digamos para los siguientes discos solitas de Dio, en especial el Strange Higways. Del este material rescatamos «otro rainbow» (fetiche de RJD con los arco iris?):

En 1990 Dio lanza su quinto álbum solista, el grandioso Lock Up The Wolves con una formación totalmente diferente: un desconocido Rowan Robertson en guitarra, Teddy Cook, quien tocaría un disco con Virgin Steele, en bajo y en el bata el ex ACDC Simon Wright en batería. Va la canción Angel de ese LP.

Al año siguiente de dejar Black Sabbath y concentrándose de lleno nuevamente en su carrera solitaria, DIO lanza en 1993 el Strange Highways, el primer disco que escuche de él. Lo compré una tarde de 1994 en la extinta disquería ARP de San Lorenzo en formato casette y ésta canción me voló la cabeza al instante. Por aquellos días lo oía unas 20 veces al día. Para este material, Dio solo queda con su viejo amigo Vinny Appice y reclutan al entoces ex Dokken y MSG, Jeff Pilson para el bajo y al joven Tracy G en guitarras, RJD confió en él y vaya que no defraudó. Si bien lo tienen muy «underrated» a éste disco, vale la pena meterle una detenida oida.

Pasamos directamente a la última placa de estudio grabada por DIO, su testamento con Black Sabbath. Sí, con Black Sabbath aunque la banda se llamó Heaven And Hell por culpa de la esposa del tembolo de Ozzy, cosa que no vamos a tocar aquí.

Dio se une nuevamente con el Dios Iommi, Geezer y Vinny Appice y sale el The Devil You Know y las críticas aquí no importan, porque es el último testamento de una personalidad del mundo del heavy metal, un ser con carisma, un tipazo con los fans, con sus colegas músicos, un tenaz luchador, quién hasta el último día de su vida peleó contra la mierda del cancer… y que puta, no puedo evitar ponerme triste, de emocionarme hasta el punto de que se me empañen los cristales, como aquella mañana en la que me levante y mientras me praparaba para ir a la oficina, mi amigo el Capi me cuenta por MSN que Dio había perdido la lucha contra el cáncer.

Hoy brindamos por su memoria y escuchamos Breaking Into Heaven, una obra maestra de lo que es DOOM de la mano de Tony Iommi y de la voz de Ronnie James Dio.

AVISALE A LOS PERROS: