Posted on / by Juan Torales / in Ere Erea

Syd Barrett, el diamante que brilló como el sol

Inglaterra, específicamente Londres en los 60 era the place to go para la cultura. Moda, pintura, música ere eréa. Los que estaban afuera quieran entrar y los que estaban adentro no querían salir. Roger y Syd, dos jóvenes de Cambridge intentaban entrar a esa escena. Roger, dos años menos joven y mucho más feo se le adelantó.

Una vez que Syd Barrett llegó a LondresRoger estaba tocando con los Abacaps, banda germinal de Pink Floyd integrada por Bob Klose, Nick Mason Richard Wright. Los dos últimos se convertirían en el batería y teclados de Pink Floyd, mientras que el primero, más orientado hacia el jazz y presionado por sus padres para terminar su carrera de arquitectura, dejó la banda y se convirtió en nota al pie en la historia de Pink Floyd.

De esta época datan temas como I’m a King BeeCandy and a Current Bun. Luego grabarían con la EMI dos singles: Arnold Layne y See Emily Play. En 1967 lanzan el álbum The Piper at the Gates of Dawn, un absoluto clásico del rock. De este disco debut podemos recordar Astronomy Domine, Interstellar Overdrive (una joya de caótica psicodelia), Matilda Mother y Bike que cierra el álbum de manera insólita entre gongs, relojes y sonidos de pato entre otras cosas.

AVISALE A LOS PERROS: