Posted on / by Vannia Sanchez / in Ere Erea

The Clash: La única banda que importa

A finales de los 70 Inglaterra se encontraba en crisis, los jóvenes se manifestaban por inconformidad y falta de empleo, en el ámbito musical: los Sex Pistols se posicionaban en la cima y abrían paso a nuevas bandas de punk, como la que el pasado 4 de Julio cumplió 44 años desde su primera aparición ante el publico: The Clash.

La banda se conformó una noche luego de un show de los Pistols. Eligieron el nombre por ser una palabra que era bastante común en Londres entre los periódicos, haciendo referencia al caos que existía en la ciudad. Otra teoría sobre el nombre es que fue sugerencia de Paul Simonon, por un accidente de tránsito ocurrido mientras pensaban en algún nombre para la banda.

Johnny Rotten se presentó con su banda en el Black Swan, llevando como teloneros a otra banda en la que su amigo Keith Levene era vocalista, nunca tocaron en vivo y esa sería la primera vez.

La primera formación no duró tanto, la noche del 4 de julio de 1976 subían al escenario Joe Strummer, Mick Jones, Paul Simonon, Keith Levene y Terry Chimes. Parte del repertorio fueron canciones como Janie Jones, London´s Burning y otros temas que no fueron grabados, el repertorio estaba aún en formación.

A pesar del explosivo show de aquella noche, las criticas no fueron muy positivas. Una que caló hondo en la banda fue:

The Clash es la clase de banda de garaje que debería rápidamente regresar a su garaje.

La agrupación respondió con Garageland, tema que luego formaría parte de su primer disco.

Keith Levene terminó abandonando el grupo y buscando nuevos horizontes, con personas que terminaron siendo grandes artistas como Sid Vicious o de nuevo con Johnny Rotten. Terry Crimes siguió en la banda por un tiempo, compusieron White Riot tratando de alentar a los jóvenes blancos a rebelarse con la misma intensidad que las personas de color en ese momento lo hacían. Crimes no compartía el mismo pensamiento que sus compañeros, no coincidían tanto, por lo que terminó dejando el grupo, llegando Nicky “Topper” Headon a ocupar su lugar.

Fueron parte de numerosas movidas revolucionarias, solidarias y causas políticas como también sociales. Participaron del festival Rock Against Racism organizado por la Liga Anti-Nazi que impulsaba el Socialist Workers Party (principal partido de la izquierda inglesa en esa época).

The Clash fue una banda con libertad en cuanto a música y política, inspirando a un montón de jóvenes de aquella época y también a algunos de la nuestra, convirtiéndose en “la única banda que importa”.

AVISALE A LOS PERROS: